[suicidio]

Fracasar
en
aquello
que
tanto
amas
realizar.

[la hermosa comedia de las equivocaciones]

Llegaste como una brisa cálida. En mi angustia sedienta, sobre mi piel, en el estío placentero y agreste.
La brisa fue gentil entre la violenta tempestad. 

Y naufragué entre tus brazos, al amor feroz, a la vanidad dichosa, a la gracia dulce de tu voz que me anclaba a la orilla, cuando había naufragado en tantas aguas intranquilas y veleidosas. Siempre fuiste mi placer anquilosado, el andamiaje que me mantenía en puerto seguro, donde se veía el horizonte tan distante, aquí, en mi pequeño y diminuto espacio de mi comodidad, gracias a tu halago y tu aplauso moral. 

Tu boca enclavada en mis labios, fue la metáfora que le daba vida a nuestro entusiasmo, el florecimiento de nuestro amor prematuro, en tus manos habitaba la dulzura, una mágica composición de estelas de fuego y de ausencias que se incorporaron a mi piel arruinada por todos los fracasos. 

Fuiste combatiente contra mi soledad. Diseñaste mi alegría con tu precioso retrato. Reprochaste el agravio y superaste el miedo, aunque yo te recordaba el miedo. Y ante la presencia de ese recuerdo, se fugó la risa y la alegría, por un temor ajeno. Que quizá, sólo alimentaba mi exaltado entusiasmo. 

Y no ha pasado el tiempo, la memoria recuerda en repetidos sueños ese preciso momento de nuestro amor prematuro, de como todo se fue muriendo, de como la distancia mataba los sueños, y esa locura que nos hacía inmortales, ahora nos parecía imprudencia de la que huimos como animales. Algo persiste en ti. De aquella vanidad, de aquella existencia que me hizo vivir, de aquel sueño de promesas futuras que partieron desde el momento que pronunciaste mi nombre, aún con la incredulidad, aún vive la alegría que enamoraba, la risa incauta que hipnotizaba, esa manía de tu carcajada sonora ante una cínica observación mía de nuestra realidad, pude contemplar que tus ojos son los mismos memorables párpados que admiraba, tu cabello no ha cambiado, el mismo tatuaje que desdeñaba la rudeza con que fue dibujado.

Aunque ahora ya no puedo acercarme a palpar tus labios. Ya no puedo merecerte ni un halago o elogio sincero, a pesar que en ti todo persiste sin pasado o sin futuro, pues al mirarte, sólo es presente lo que sueño. Tímidamente, tu mano rozaba la mía, con discreción con cierto dejo de entusiasmo, como si aún residiera ese antiguo vigor con que alguna vez tu mano se entrelazó con la mía y tus dedos rozaron los míos, sin timidez. Y ¿porqué me conformo con tan poco? Del vigoroso roce de tu boca y tus labios que me alimentaba, he recibido casi con miedo, un tímido roce de tus dedos sobre mi mano, un fingido tacto accidental. 

Y es que nunca voy a conformarme demasiado, aunque estés aquí. 
Ahora tampoco me conformo con mucho menos. 

Ni siquiera entiendo porque escribo sobre ti.

Algún día te irás de nuevo. Y quizá esta vez, yo sea quien deba irse. Ya no espero nada de la vida. Ni siquiera de ti, que fuiste tanto en mi vida. Y yo nada fui en la tuya.

La hermosa comedia de las equivocaciones.

[la soledad según Spike Jonze]

En la intimidad yo soy como Theodore ("Her" de Spike Jonze 2013) una terrible soledad, un minimalismo casi poético y un romance desesperado para acabar con ese vacío. Theodore es el arquetipo del hombre solitario del siglo XXI, arrastra una incapacidad para las relaciones humanas duraderas, una incapacidad para la empatía, o siquiera para un compromiso, su desesperación queda en evidencia cuando inicia un romance con un Sistema Operativo cuya programación es como un ser pensante, sintiente y sobre todo femenino, al gusto del protagonista que mantiene una relación amorosa, sin las relaciones complicadas con los otros seres humanos. Para mí, HER es una absoluta metáfora a las relaciones humanas, la necesidad tecnológica como nos aísla del mundo, cuando debería acercarnos más a aquellas personas que alguna vez estuvieron cerca, pero, la tecnología nos aleja de quienes quedaban cerca y nos olvida de aquellos que nunca estuvieron tan presentes.

Theodore, solitario, emocional, complicado y desesperado, recurre al romance y a la tecnología como medio de confort, de asegurarse que nada puede perderse, pues ¿cómo un Sistema Operativo puede causar daño?, cuando sólo existe para complacer y servir, Theodore vive con un profundo miedo, que lo lleva a aislarse de un mundo que crece en tecnología, pero que no profundiza en crear vínculos reales con nadie, a diferencia de los fuertes vínculos que se crean a partir de un Sistema operativo o un teléfono celular.

Spike Jonze muestra la soledad, la desesperación y la tristeza. Cuando son sentimientos que conozco tan bien, hasta encuentro poesía en ellos. Quizá no tenga mujer, he conocido muchas mujeres en mi vida, pero ninguna se ha quedado, o no he permitido que se queden, comparto ese sentimiento de hastío por parte de Theodore y el modo de rehuir a cada relación personal, huimos por miedo a veces, otras por precaución y pocas veces huimos cuando es necesario huir, hasta que nos sentimos al borde del abismo y esperamos que la fuerza gravitacional nos jale hasta lo más hondo, pero de repente llega una Samantha que nos jala en sentido contrario, y el mismo mundo que había dejado de tener sentido, cobra fuerza, color, armonía y una vida diferente, que en realidad es la misma. No sabemos porqué ocurre, ni cómo ocurre, pero estamos lejos del abismo, y apenas nos damos cuenta que vivimos de nuevo.


Pero tampoco nos arriesgamos. Siempre tenemos miedo a perder a alguien o algo, no sabemos pedir perdón, nos gana la inseguridad y nos destruye el exceso de seguridad, otra vez no sabes que es lo que sucede, todas te abandonan. Hasta Samantha. Y quedas entre el abismo y ese terreno de seguridad, la soledad que creas como refugio y mientras más solo pasas, más difícil es la vida real, por eso, de algún modo, todas huyen de ti. ¿Hay algo mal en ti? ¿Qué haz hecho con tu vida? 

No tengo muchas expectativas por cambiar mi soledad. A veces solo muda de piel, temporalmente, es algo que va a acompañarme el resto de mi vida. No importa si era más joven, si soy adulto ahora, si seré más viejo, mi vida no es un proceso tecnológico que puedo comprender, anticipar y programar, soy como Theodore escribiendo cartas de amor ajenas, hablándole a mi ordenador o a mi asistente personal virtual, jugando videojuegos en la madrugada, volviendo a la mañana siguiente a repetir la misma rutina, y esperar que algún día una mujer pueda quedarse conmigo, como si fuera Samantha. Quizá cambie el final a mi historia. Por que ya no quiero más soledad, pero supongo que no he elegido yo, es lo que me ha tocado vivir.

Para Spike Jonze, la soledad nos jala hacia el abismo, y el amor hace lo mismo en una dirección opuesta. 


A veces la atracción por la soledad es más potente.
Y el amor por muy bonito que luce a la distancia, preferimos la soledad, cómoda, preciosa y mortal. 

Seguiré avanzando hasta el borde del abismo, si nada llega a salvarme de hundirme en él, ninguna fuerza va a detenerme entonces, nadie va a salvarme, supongo que la soledad es la única compañía en mi vida. Que me siga matando, lo disfruto.

[premio nacional de crónica jóven Ricardo Garibay 2017]

Orgullosamente anuncio oficialmente, mi participación en mi segundo concurso del año, ahora participo con una historia muy interesante para competir por el Premio Nacional de Crónica Ricardo Garibay 2017. Convocado por el Gobierno del Estado de Hidalgo. Es mi estreno en Crónica de este tipo, crónica periodística, pero concluyo que tengo una buena historia y un buen desarrollo.

Espero al menos ser finalista, pero claro, quiero ser ganador. 

Y por eso no he actualizado el blog. 

Espero volver pronto. Les mando saludos y mis ausencias.

[XIII premio Dr. Enrique Peña Gutierrez nacional de cuento y poesía 2017]

XIII premio Dr. Enrique Peña Gutierrez Nacional de cuento y poesía. 

Hoy venció el plazo para presentar mi trabajo, mi primer concurso del año 2017. Estoy participando con un poemario, son 13 sonetos con rima consonante, basados en el soneto shakespeareano, 1 madrigal, 5 octavas, 1 romance y un poema en prosa. 





Gracias a fundación Dr. Enrique Peña Gutierrez A. C., Ayuntamiento de Mocorito, Sinaloa, Secretaría de Cultura.

[diario de un escritor en estado de ebriedad V]

Afuera de mi hotel, llueve y el frío acaricia las barandillas de la ventana de hierro enmohecido por el viento y la brisa.

Estoy cubierto por las sábanas de lino barato, de color blanquísimo, aroma a detergente, adentro sólo el perfume de la habitación me acompaña. Escucho los ruidos del exterior, entre gotas de lluvia, viento que chifla y palabras que no recuerdo con facilidad. Todo está oscuro y las sensaciones se intensifican, las luces del exterior son los únicos compañeros de mis desvelos, todo artificial en mi vida. Lumbres artificiales. Nada ha cambiado desde el año 2010. ¿Porqué creí que todo sería distinto? Soy un narcisista, alcohólico, bastardo, inmoral y desdichado.


Transcribo mis cuitas con metáforas elegantes. 
A veces no he sabido llorar. Aprendo a reír, porque me dicen que eso es más humano, y aunque no quiero ningún aspecto que me defina, debo hacerlo para satisfacer curiosidades. 



Permanece mi soledad. Muchas mujeres han pasado por mi vida, pero todas huyen de mí, les provoco rechazo, repulsión, insignificancia, realmente soy nada, un diminuto átomo de mierda en esta puta ciudad. Entre la pudrición de la ciudad, la enfermedad, la epidemia, la basura, el caos... y la fe en la existencia de los buenos amores, donde sólo hay malos amores y malos humores.

La ciudad está en ruinas. Pero mi perdición, siempre es mi ruina favorita. 
También soy un desastre. Y el caos de mi ciudad me parece fantástico para morir.

[tus ojos]

Cada mañana desde el 20 de junio de 2016 alimento tu recuerdo con esta canción.

OJOS COLOR SOL.

 
Hoy el sol se escondió y no quiso salir
Te vio despertar y le dio miedo de morir
Abriste los ojos y el sol guardó su pincel

Porque tú pintas el paisaje mejor que él
Cuando amanece tu lindura
Cualquier constelación se pone insegura
Tu belleza huele a mañana
Y me da de comer durante toda la semana

Tus ojos hacen magia son magos, los abriste
Y ahora se reflejan las montañas en los lagos
La única verdad absoluta
Es que cuando naciste tú a los arboles le nacieron frutas
Naranja dulce, siembra de querubes
Como el sol tenía miedo se escondió en una nube
Hoy el sol no hace falta, está en receso
La vitamina D me la das tú con un beso

La luna sale a caminar siguiendo tus pupilas
La noche brilla original después que tú la miras
Ya nadie sabe ser feliz a costa del despojo
Gracias a ti y a tus ojos

Eres un verso en riversa, un riverso
Despertaste y le diste vuelta mi universo
Ahora se llega a la cima bajando por la sierra

La tierra ya no gira, tú giras por la tierra

En las guerras se dan besos, ya no se pelean
Hoy las gallinas mugen y las vacas cacarean
Las lombrices y los peces pescan los anzuelos
Se vuela por el mar y se navega por el cielo
Crecen flores en la arena, cae lluvia en el desierto

Ahora los sueños son reales porque se sueña despierto
Y ese sueño es seguro y así se reproduce

Y la inocencia por fin no se esconde de las luces
La escasez de comida se vuelve deliciosa
Porque tenemos la barriga llena de mariposas
Las galaxias revelan su comarca escondida
Y en la tierra parece que comienza la vida

La luna sale a caminar siguiendo tus pupilas
La noche brilla original después que tú la miras
Ya nadie sabe ser feliz a costa del despojo
Gracias a ti y a tus ojos
En la academia militar enseñan medicina
Y los banqueros ahora dan viviendas y comida
Ya nadie sabe ser feliz a costa del despojo
Gracias a ti y a tus ojos
 

Writer(s): Rene Perez, Eduardo Cabra, Silvio Rodriguez 
 
 

[2017]

Empieza otro año y con el año nuevo, nuevas expectativas.
De ser mejor hombre.
De crear obras de arte de gran valía.
Aprovechar mi tiempo libre.
Destruir mis demonios del pasado.
Crear mi rutina de yoga cotidiana.
Leer aquello no leído.
Comer más saludable.
Reducir mis vicios y malos hábitos.
Dedicarme a escribir constantemente.
Alejarme de las últimas redes sociales que aún conservo, sin saber porque.
La verdad no sé que más desear.
Nada de lo que diga o haga cambia mi vida.
Y a veces pierdo mi tiempo queriendo cambiar la vida.
El problema siempre soy yo.
Y yo soy el que quiere cambiar... pero nunca logro un cambio radical. Padezco indiferencia.

[árbol de jade]

Tu amor florece en mí, como las jacarandas. 

Se dibuja en el lienzo con tintes alegres, tus párpados argénteos que memorizo para mi tristeza por desposeerlos.

Emerge mi talento que precisa tus nobles virtudes y embellecen las flores que pueblan el prado a tus pies.

¿Qué es lo que hace tu amor con mi desamor? Renuevas la triste floresta de mis ramajes y originas la lira desde tus hojas.

¿He sido herido por la flecha del desdén y del amor a la vez? Eres hija de Peneo. Colmaré de besos tu corteza y de abrazos apasionados tu verdor perenne. Tus flores radicales y poéticas, nunca se marchitarán.

Tú, violenta y rebelde flora.


Como las jacarandas, tu pensamiento florece en mi mente y tu belleza descollante, como el árbol de jade, germinando sobre la tierra húmeda, erigiendo la arboleda con tu estructura más bella.


Para: Alejandra Ortiz Moreno ♥

[Confesiones de un perdedor]


Mi vida sólo ha sido desear, ir tras los sueños como los perros ciegos que ladran a la luna.

◾ No he publicado nada nuevo en ningún diario o revista desde el año 2013 hasta la fecha. Lo último que publiqué fueron algunos textos en Revista Molino de Letras.

◾ Nunca he durado más de dos horas en una fiesta, pero si he pasado la madrugada del domingo en las banquetas de Garibaldi de la ciudad de México, porque la estación del metro del mismo nombre ha cerrado y no he podido regresar a mi casa entonces, que vivía bastante lejos de ahí.
 
◾ Mi canción favorita puede considerarse parte de mi soundtrack personal desde 1994.
"I'll do anything for love (but i won't do that) de Meat Loaf, que por cierto es parodiado en la película de "Sausage Party" y precisamente canta esa misma canción, cuyo video original fue dirigido por Michael Bay.


◾ Mi película ideal no existe, pero tengo 5 referencias especiales.
1. Barney's version.
2. Shakespeare in Love.
3. mejor... imposible.
4. Adiós a las Vegas.
5. Struck by Lighting

◾ No existe libro favorito para mí, pero tengo 5 referencias que siempre recomiendo.
1. "Cerca del Fuego" de José Agustín.
2. "EL Gran Gatsby" de F. S. Fitzgerald.
3. "La humillación" de Philip Roth.
4. "La ciudad y los perros" de Mario Vargas Llosa.
5. "Desgracia" de J. M. Coetzee.




◾ Mis tres amores platónicos radican entre cantantes y actrices, unas con mayor talento que otras y diferencias de edades abismales.
Mi primer amor platónico es Tori Amos. Cantautora, pianista, letrista, feminista, nacida bajo el nombre de Myra Ellen Amos, la conocí por su disco "American Doll Posse", que por cierto es mi favorito actualmente,su voz, su inteligencia, su improvisación al piano, su belleza externa e interna, hacen de ella, para mí una mujer ideal.
Mi segundo amor platónico es Emma Roberts. Actriz nacida en Nueva York, no es reconocida por actuaciones memorables, me parece hermosa y muy agradable en su personalidad. Me gustó mucho en "The art of getting by" como esa mujer culta e intrépida. 
Mi tercer amor platónico, no es actriz, ni cantante, ni siquiera es famosa, pero es amor platónico porque solamente es idilio, por el momento. Después lo desconozco.  Su nombre empieza con la letra "A". Es quizá todo lo que pueda decir al respecto, aunque si pones atención a este blog, fácilmente descubrirás su nombre.

Cuando tenía 16 años le escribía cartas a varias amigas por correspondencia, a las que luego les perdí la pista e intenté hacer una búsqueda por redes sociales, sin éxito alguno. Una vivía en Acapulco Guerrero, la segunda en Guadalajara y la última en Ramos Arizpe. Me gustaría saber que fue de ellas.

◾ El año pasado tuve reunión de ex alumnos de generación 99 de la secundaria. Todos se presentaron con su esposa, novia y platicaron de sus hijos, fui el único que sigue solo y sin hijos. Todos cambian, yo sigo siendo el mismo idiota de siempre.Y no parece que eso vaya a cambiar en los próximos años.

◾ Tuve problemas de alcoholismo desde el 2010. Nunca he considerado si es mejor que haya dejado uno de mis vicios que me hacía más feliz, o que esté constantemente infeliz con un físico superficialmente vacío. En realidad nada me hace feliz, soy un escritor insatisfecho con la vida y los placeres, aunque he probado todos ellos o los que más atractivos resultaban, han dejado de atraerme incluso me repugnan. Es la ambivalencia de mi vida. 

◾ Siempre he sido un inadaptado y me gusta ser uno de ellos. Porque no tengo que impresionar a nadie, no tengo que adular, ni gratificar, no necesito sentir una identidad, simplemente soy yo, y esta parte de mí, que no encaja en ningún círculo elitista, egoísta o centralista. Y es por eso, que estoy solo en esta absurda vida.

◾ Pasé de episodios depresivos imposibles y baja autoestima a un entusiasmo valiente y un egocentrismo con toques de narcisismo. Que constantemente se alimentan por causas definidas, consecuentes y causales, quizá porque nada dejo a la fortuna, pienso que voy a crear mi futuro por acciones planeadas y disciplina, nada a la improvisación, porque además no soy producto de la fortuna o la improvisación, tampoco me siento cómodo sin planear hasta la palabra que voy a decir en cada situación. 

◾ Casi todo lo que pienso es inmoral, incorrecto o un pecado. El mundo se va a la mierda por la falta de decisiones, por la ausencia de valores, por la censura, la educación que se enfoca en decir y hacer lo que decide un grupo social dominante, nadie te enseña a formar tu criterio, a pensar, a crear, inventar o invertir. Y es probablemente el mayor problema de la sociedad, quieren ciudadanos que digan y hagan lo que a ellos los haga sentir cómodos y seguros, yo suelo hacerlos sentir incómodos, inseguros y pongo en duda sus capacidades, por eso me alejan, por eso me detestan y por eso me ignoran.


[carta para un muerto]

Usted, que tanto hizo por mí.

Me hace falta la retórica que tanto he estudiado y la filosofía que tanto me ha explicado, pero no puedo conocer las cosas universales. Todo tiene un orden, el orden es una hermosa simetría que adula a las cosas, no sé que más puede significar en este momento, en este estado casi de desahucio. Cuando crees morir, irremediablemente, piensas o dices palabras que de otro modo no dirías, te ataca la sinceridad, te mata la honestidad. 

No intentes descifrar mis desplantes narcisistas, no justifiques mi egoísmo, no era miedo al compromiso, no era miedo a mis sentimientos, no era el vacío que alababa, era un poco de locura, pero nunca hablé o dije algo por calmar mi soledad con tu estúpida figura, queriendo darme aliento, ánimo un espíritu incendiario con el que juramos hacer historia y cambiar paradigmas, sólo tú y yo. Toda la idea romántica nos parecía suficiente motivo, tú, brillante astro que guiaba a los ciegos y desamparados, yo, un fuego que quemaba sólo mi materia, egoísta que era, no me importaba quien moría de frío, aún cuando fuera la única tea quemando el aire. Siempre justificando el hecho que no podía reaccionar ante nada, ni a tus manos acariciando mi espalda, tus pequeñas caricias que pasaron de la pasión arrebatadora a la discreción absoluta, porque fuiste menos temeraria por el asombro que te causaba mi indiferencia y mi absoluta frialdad inanimada.

Pasaste de la curiosidad por mi extravagancia, al pasmo del horror de mis victorias insensibles, decías que era "un monstruo" porque parecía no tener sentimientos, no justificar nada e ir directo a lo que me interesaba o me producía un estado de alegría incólume. Con el tiempo las advertencias cuando me conociste, tomaron sentido para ti, se volvieron despropósitos y llanto constante, lágrimas a las que de ninguna manera reaccionaba, hasta que con compasión me suplicabas mi consuelo, y yo no lo daba, quizá por que me importaba muy poco tu estado de ánimo, no tanto porque no supiera como consolar, lo cual en parte es muy cierto, pero te conocía muy bien para poder fingir que me importabas un poco y calmar tu llanto. En ese agosto del 2012 mis infidelidades y desapego emocional hacía ti, fueron más bien planeadas y fortuitas, pero soy tan inexpresivo, que era difícil para ti captarlo, mientras mi rostro era un cuadro constante de una misma faz. Todo lo que soñamos fue destruido por mi arrogancia, y aunque puede dolerte menos hoy, el hecho que no me hizo ningún daño hacerte sufrir tanto, no eres la primera persona que sufre tanto por mi narcisismo, por mi arrogancia y sobre todo, lo que es aún peor que todos mis otros defectos, mi incapacidad para querer o generar algún lazo emocional. Intenté crear algún motivo para mantenernos unidos, por gratitud más no por amor, y compensar un poco la falta de tiempo y ese desenlace que estaba a punto de ocurrir.

De recordar que todo empezó por una casualidad. En realidad siempre me gustó alguien más, pero tú alimentaste mi ego. Y parece que eso alimentaba el tuyo. Jugué mis piezas en el elaborado enigma que significabas, no sé si fue por mi edad, mi experiencia, mi inteligencia o por pura locura que gané el juego de la seducción. Y desde esa victoria, estuve en otras batallas jugando a seducir a otras mujeres, mientras tú planeabas como escapar de tu casa y fugarte conmigo. Después vino el aburrimiento. Y tu sexualidad me abrumaba tanto que se formó una repulsión creciente por toda tu anatomía. Seguí odiando todo de ti. Tu sonrisa infantil. Tu obesidad que creías que era sexy. Disfrutaste ser la víctima de todo lo que te rodeaba y salía mal. Yo disfrutaba el hecho que pudieras fracasar en lo que más deseabas no hacerlo, por tu exagerado dramatismo, tu conformismo lleno de vacíos intelectuales y emocionales, buscando siempre la compañía para sentirte plena. Eras como basura. Pero puedes regenerarte, yo siempre seré basura.

Por alguna razón incomprensible para mí. Decidiste aferrarte a mi autodestrucción, yo no pude soportar el hecho de descontrolar mi rutina, de tener que destruirme gratamente o acompañarte para no destruirme, para mí sólo fui yo, tú estabas debajo de todas las cosas insignificantes, tuve que demostrarte que en ese momento eras oropel entre tantas estrellas claras y nítidas.

Descubrí tu misterio. Conocerte demasiado bien, provocó la aberración moral que ahora estoy narrándote, agredir tu integridad y tu personalidad a tal punto que al final de nuestra relación habrías perdido toda dignidad y sentido del amor propio. Así fue. Aunque fuiste una persona consistente, ruda, tenaz, a veces estratégica, pero no pudiste con mi frialdad, te arrebaté todo sentido del amor, destruí la poca razón que te quedaba, hice estallar dentro de ti, tu pequeño corazón en forma de flor de calabaza, tiré tu dignidad y rechacé todas tus propuestas de la peor manera, hasta que te consumías por el llanto, yo ahí enfrente de ti, estático e inexpresivo observando como había destruido tu amor y tu grandeza emocional, ahora reducida a miseria y soledad.

Sinceramente, nunca he tenido remordimiento, no hay culpa, te confieso que he dormido bastante tranquilo, por si te perturbaba el hecho de saber si puedo dormir después de lo que he ocasionado en ti.


 Y así: "Lo que conozco de mí mismo es mi propia maldad. Ese es el secreto de mi consuelo. Quiero decir que conozco lo peor de mí. Puede que sea peor que lo peor de otras personas, pero la verdad es que no tengo que pensar ni preocuparme por eso. No hay excusas. Estoy en paz. ¿Soy un monstruo?". (Alice Munro)


Followers

© Prince W. Cantodea. Una Dolce Malinconia 2006-2014. Con tecnología de Blogger.
 
Blogger Templates